LA MUERTE DE LA MUERTE

In Calacas y sus Poemas

Y se me murió la muerte
de calor, que no de frío;
pues salió a tomar el fresco
vestida con un abrigo.

El día lleno de sol
aunque ya era casi invierno;
como llevaba tacones
se resbaló sobre el hielo.

El sol que la vio caerse
todito lo larga que era;
le puso brillo a los rayos
y la desnudó a la fuerza.

El abrigo por un lado
y los huesos sudorosos;
tan pronto se deshelaron
se convirtieron en polvo.

No se pudo levantar
el sol le daba de frente;
deslumbrada y sin zapatos
quedó ardiendo y sin poderes. 

Y aunque mi pueblo es chiquito
desde que murió La Pelos;
el Alcalde ha decidido
dar cerrojo al cementerio.

A todos nos gusta el Sol
y que no falte el Gran Astro;
¡Ay! Si volviera La Flaca
nos moriríamos de asco.

 

©Julie Sopetrán

You may also read!

Mexican Heritage Corporation

Lic. Mary J. Andrade c/o La Oferta Review of San Jose 1376 North Fourth Street San Jose, CA 95112

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu