CALAVERITA DE LA ADVERTENCIA

In Calacas y sus Poemas

La muerte vino a decirme
despacito y con esmero:
– La crisis es un gusano
que sólo come dinero.

Como yo no lo sabía
pues no le hice mucho caso;
con la guadaña afilada
me largó un buen batacazo.

Yo me encontraba en el paro
sin vestido y sin comida;
pues ya sólo me faltaba
de la Flacucha una herida.

A la muerte hay que escucharla
que cuando te habla al oído,
es porque quiere advertirte
que todo está muy jodido.

Y hay que cuidar la hipoteca
aunque no tengas contrato;
y atender muy obedientes
cursos de los sindicatos.

La muerte me habló muy queda
y por no escucharla tanto;
pronto me veré comida
por el Gusano del banco.

 

©Julie Sopetrán

Calaverita de la Advertencia.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu