LA LOCA CHINGADA

In Calacas y sus Poemas

Hoy me enteré que a la muerte

le gustan los girasoles;

se los pone como adorno

cuando pasea la noche.

Viste de mármol marrón

callejea por las calles;

patea todos los zocos

ostentando sus collares.

Altiva, esbelta, ajustada

de caderas y cintura;

encubre tras su pamela

desmedida dentadura.

Cuello largo, dedos finos

ojazos de calavera;

ella se cree muy guapa

pero te digo que es fea.

Para adornar su semblante

la vemos con dos aretes;

de esa manera se alegran

un poco sus pareceres…

Pero el cuello la delata

con sus argollas huesudas;

aunque se ponga colgante

no adorna su desmesura.

Y también lleva pulseras

hechas de barro macizo;

destacando en su apariencia

el sujetador postizo…

Así es la Loca Chingada

no te fíes de su aspecto;

porque va muy ataviada

disimulando sus huesos.

 

©Julie Sopetrán

La Loca Chingada.

You may also read!

Día de los Muertos celebration at The Girls’ Middle School

The Girls’ Middle School of Palo Alto celebrated twenty years of Día de los Muertos presentions on Monday, October

Read More...

LA PRESUMIDA

Calaveritas por Julie Sopetrán Las calaveritas o calacas literarias están compuestas por versos irreverentes, críticas irónicas, desenfados, descontento con

Read More...

EN LA CALLE – Calaca

Tres amigos se encontraron para hablar de cualquier cosa; se sentaron en un banco dejando abierta la losa… Sin

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu