LA LOCA CHINGADA

In Calacas y sus Poemas

Hoy me enteré que a la muerte

le gustan los girasoles;

se los pone como adorno

cuando pasea la noche.

Viste de mármol marrón

callejea por las calles;

patea todos los zocos

ostentando sus collares.

Altiva, esbelta, ajustada

de caderas y cintura;

encubre tras su pamela

desmedida dentadura.

Cuello largo, dedos finos

ojazos de calavera;

ella se cree muy guapa

pero te digo que es fea.

Para adornar su semblante

la vemos con dos aretes;

de esa manera se alegran

un poco sus pareceres…

Pero el cuello la delata

con sus argollas huesudas;

aunque se ponga colgante

no adorna su desmesura.

Y también lleva pulseras

hechas de barro macizo;

destacando en su apariencia

el sujetador postizo…

Así es la Loca Chingada

no te fíes de su aspecto;

porque va muy ataviada

disimulando sus huesos.

 

©Julie Sopetrán

La Loca Chingada.

You may also read!

Carta de Óscar Espinosa Villarreal, Secretario de Turismo de México

Apreciable amiga: Ha sido un verdadero deleite recorrer las páginas del libro que publicó el diario La Oferta Review

Read More...

“Que Viva tu Recuerdo: Altars and Offerings for the Days of the Dead at The Oakland Museum”

Dear Mary: The museum galleries are now empty of the visual and emotional treasures that you and the other

Read More...

EXHIBIT AT EAST SAN JOSE CARNEGIE LIBRARY

Mary Andrade La Oferta Review Newspaper 3111 Alum Rock San Jose, CA 95127 Dear Mary, I would like to

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu